Skip to main content

Por qué debes aprender francés en una escuela de idiomas

By 12 abril, 2022Sin categoría

El español, junto con otra pequeña cantidad de idiomas, se originan del latín. Habitualmente se les denomina lenguas romances y entre ellas comparten algunas similitudes. Por eso, estos idiomas comparten estructuras gramaticales e incluso palabras. Sin embargo, existen diferencias significativas entre ellos, complicando el aprendizaje de un nuevo idioma. Este es un buen motivo para aprender francés en una escuela de idiomas, como explicaremos a continuación. 

Dificultad gramatical del español.

Resulta interesante que la gramática de nuestra lengua materna puede complicar el aprendizaje de un segundo idioma. Para los hablantes nativos, el idioma español nos parece muy sencillo, y esto es lógico puesto que lo hemos usado toda nuestra vida. Sin embargo, la percepción de otras personas no es la misma. De hecho, se considera que el español es una de las lenguas romance más difíciles, especialmente por su inestabilidad en la conjugación verbal.

Precisamente, el mismo proceso ocurre a la inversa. Por ejemplo, para aprender francés se debe dominar una gramática distinta al español, por lo que suele ser difícil entender las variables de la misma. Estas diferencias constituyen una razón principal para aprender francés en una escuela de idiomas. Se espera que en estas instituciones los profesores estén capacitados para explicar los matices y diferencias gramaticales de forma sencilla para que los alumnos puedan comprenderlo con relativa facilidad.

Ahora bien, como mencionamos al principio de este artículo, al tratarse de lenguas romances el español y el francés tienen muchas similitudes. Comprender a plenitud este detalle contribuye a la acelerar el proceso de aprendizaje. Por ejemplo, algunas palabras que usamos en español son muy parecidas en francés; únicamente hay que hacer pequeñas modificaciones fácilmente deducibles por las reglas gramaticales. Claro está, las academias de idiomas están capacitadas para explicar estos detalles de forma clara y entendible.

Esquema de estudios adaptado.

Otra razón para estudiar francés en una academia de idiomas es que cuentan con esquemas de estudios adaptados a las necesidades de los estudiantes. Lo anterior no significa necesariamente que sean clases personalizadas. Más bien, se toma en cuenta el motivo por el que la persona quiere aprender francés y entonces la asignan a una clase con un perfil similar. Esto contribuye significativamente a dominar el idioma, pues se estudiará algo que resulta interesante para el alumno.

Por otro lado, debido a que los demás estudiantes tienen los mismos intereses, será fácil entablar conversaciones en francés para ensayar el idioma. Lo más común es que aprendan conceptos que ambos puedan comprender, puesto que sus gustos y necesidades son similares.

Este último aspecto nos hace pensar en una de las mejores formas de aprender el idioma: practicarlo. Esto implica tres aspectos enlazados entre sí: lectura, escritura y pronunciación. Respecto al último, también podríamos incluir la idea de hablar con fluidez. Pues bien, tanto la lectura como la escritura se pueden ensayar a título personal. Pero para mejorar la pronunciación, y especialmente hablar francés con fluidez, es necesario practicarlo con otros hablantes. Esta es una de las mayores ventajas que ofrecen las academias de idiomas para estudiar francés, pues se pueden practicar la conversación.